13 claves para negociar tu salario con éxito

13 claves para negociar tu salario con éxito

Aunque a veces el miedo sirve de impulso, en otras ocasiones es un muy mal consejero. Y sí, nos referimos a negociar tu salario. Ten en cuenta que, a pesar de las reservas que puedas tener, los gerentes de recursos humanos siempre dan un tiempo para pensar sobre la oferta, y están preparados ante la posibilidad de una negociación salarial.

En ese sentido, si has trabajado duro por tener un currículum de impacto y obtener habilidades relevantes para tu sector, ¡no pierdas la oportunidad de negociar!, podrías estar dejando dinero sobre la mesa e incluso tener que trabajar más tiempo para ganar lo mismo que otras personas con un perfil similar al tuyo. ¡Vayamos a los consejos!

1. Conoce cuál es tu valor

Investigar las tendencias salariales del sector es fundamental para que puedas negociar y recibir el pago que mereces. Por ello, debes conocer cuál es la tarifa actual del puesto, considerando tu ubicación geográfica.

Nunca, ¡pero nunca!, llegues a una negociación sin un número. Esto te deja expuesto ante gerentes de recursos humanos experimentados que notarán tu falta de conocimiento y conducirán el trato a su favor.

Lee también: Cómo rechazar una oferta de trabajo en 3 pasos

2. Cuando se trata de la banda salarial, negocia hacia arriba

Mientras investigas, es probable que te topes con un rango salarial y luego de considerarlo, optes por pedir una remuneración que se encuentre en el medio. Sin embargo, la recomendación es que tu oferta apunte a lo más alto.

¿Por qué? Bueno, además de merecértelo, la razón es que tu empleador también intentará negociar y lo hará hacia abajo, por lo que si estableces un monto en la parte superior de la banda salarial, tendrás un margen que te permitirá terminar con un salario con el que te sientas satisfecho.

3. Presenta un número exacto

Puede que seas de aquellos a los que les encanta redondear, pero una negociación laboral no es el momento para hacerlo. De acuerdo a un estudio publicado en Journal of Experimental Social Psychology, las personas que presentan un número más preciso durante la negociación suelen recibir una oferta final que se asemeja más a lo que esperaban.

¿Y esto a qué se debe? Los expertos aseguran que este resultado es producto de que el gerente de recursos humanos asume que has hecho una investigación exhaustiva, para dar con un número tan específico.

4. Determina cuándo es el momento de retirarte

Durante una negociación, también es importante saber cuándo retirarse. Para ello, establece el llamado punto de ruptura, una oferta final tan baja que debes rechazar. Sí, puede que sea tentador si has pasado mucho tiempo desempleado, ya que en ninguna situación es fácil decirle que «no» a una oferta de trabajo, pero es importante saber cuándo retroceder.

5. ¿Qué día debe ser la negociación? ¡Procura un jueves!

¿Sabías que el día que solicites la negociación influye en el resultado del trato? Psychology Today asegura que los días jueves y viernes las personas se encuentras más abiertas a negociar y hacer compromisos, dado que se acerca el final de la semana, y desean terminar todos sus pendientes antes de que esta acabe.

Así, si está en tus posibilidades, programa negociar tu salario para uno de estos días. De esta forma, aumentan las probabilidades de encontrar a un gerente de recursos humanos más flexible y complaciente.

6. Bebe una taza de café antes de iniciar

Según un estudio publicado en European Journal of Social Psychology, uno de los efectos de la cafeína es hacer a las personas más resistentes a la persuasión. Así, si te tomas una taza de café antes de comenzar la negociación, te será más fácil mantenerte firme.

7. Comienza con preguntas de diagnóstico

 Comienza con preguntas de diagnóstico

Es importante que realices preguntas de diagnóstico para determinar cuáles son las necesidades, expectativas y preferencias de la empresa. De este modo, comprenderás a profundidad qué es lo que requiere y prioriza la compañía, para así podrás ofrecer soluciones oportunas. Lo que nos lleva al siguiente punto…

8. Muestra lo que puedes hacer

Una vez hayas realizado las preguntas diagnósticas y escuchado las necesidades de la empresa, es momento de exponer con seguridad y confianza, lo que sabes hacer, has hecho y puedes hacer por la compañía.

Incluso, se recomienda preparar una hoja donde enumeres logros, premios y testimonios de clientes y compañeros de trabajo. Puedes facilitarle una copia de esta al gerente de RRHH, resaltar aquellos momentos en que has ido más allá de lo que se consideraban tus funciones, y terminar expresando cuán emocionado estás de asumir la posición.

9. No mientas sobre tu salario actual

Esta es una pregunta común durante las negociaciones, y para ser honestos, es bastante incómoda. En especial si tienes una remuneración baja, y ahora estás optando por cambiar esto.

Sin embargo, la mejor opción sigue siendo decir la verdad. Así que proporciona tu tarifa actual, incluyendo beneficios, bonificaciones, entre otros, y de forma rápida conduce la conversación al número al que aspiras, explicando las nuevas habilidades y responsabilidad del cargo, junto con el valor del mercado.

10. Considera a la empresa

Después de todo, una negociación se trata de llegar a un acuerdo que funcione para las partes. Por ello, colocarte en la posición o adoptar la perspectiva de la empresa puede ayudarte a tener una mentalidad que permita encontrar soluciones que sirvan para ambos, lo que, es un hecho, que la empresa valorará.

11. Sé el primero en dar un número

Cuando se trata de negociar tu salario, querrás ser el primero en hacerlo. De este modo, serás tú quién controle la negoción. De hecho, este es el paso más importante y por ello, debes pedir más de lo que esperas, ya que si comienzas por un rango bajo, terminarás con una oferta final aún menor.

12. Sé amable, pero firme

Mantén la cordialidad y el profesionalismo durante todo momento. Expresa cuán emocionado estás de trabajar en la empresa, aprecia la oferta que recibiste, luego manifiesta tu aspiración salarial y consulta si puede haber una reconsideración. Todo esto, con amabilidad y firmeza.

13. Centra la negociación en el valor del mercado

Es probable que te pregunten tu salario actual, así que no permitas que la negociación se enfoque en un aumento de este. Mantente firme y enfoca la conversación a la tarifa actual del mercado por la posición a la que estás optando, así como las habilidades y responsabilidades que este exige.

Descubre: 8 preguntas difíciles, pero necesarias para hacerle a tu entrevistador

Otros consejos que puedes seguir al momento de negociar tu salario incluyen solicitar las recomendaciones del gerente, no tener miedo de contrarrestar y mantenerte siempre en una nota positiva. La agresividad puede hacer que pierdas cualquier oportunidad.

Deja un comentario