¿Un vacío laboral en tu CV? 7 consejos para justificarlo

¿Un vacío laboral en tu CV? 7 consejos para justificarlo

No importa el motivo por el que ese espacio vacío está en el CV, pero en vez de vacío, este se comporta como una mancha de café. Primero, porque se detecta rápido y segundo, porque la primera pregunta que se hacen los reclutadores es ¿qué pasó aquí? ¿Qué hay detrás de esa mancha, perdón vacío?

Si lo detectan o están muy interesados en saber, es una pregunta segura en la entrevista. «¿Juan, por qué hay un vacío laboral desde el 2019?» No hay porque sudar frío o cavilar mucho para responder mientras tienes al entrevistador frente a ti. Estos consejos te ayudarán a justificarlo sin que perjudique tu imagen.

1. ¡No ocultes nada! Explica qué hiciste durante ese tiempo

Los vacíos laborales no son bien vistos. Todo lo contrario; algunos reclutadores incluso asumen que no eres apto, ya que ninguna empresa ha decidido contratarte (la vida puede ser injusta, ¡lo sabemos!).

Por fortuna, también hay empleadores que notan estos espacios, pero te dan la oportunidad de explicar qué has estado haciendo. Así las cosas, aprovecha la entrevista para despejar cualquier duda que esté rondando su mente.

Dependiendo de tu experiencia, existen varias situaciones que puedes exponer al reclutador para justificar el vacío. Las más comunes son las siguientes:

  • Cambio de carrera.
  • Periodo de mentorización.
  • Cambio en la modalidad de empleo.
  • Periodo de formación académica.
  • Desarrollo de un proyecto personal.
  • Pausa para cuidar a los hijos, ingresar a un programa de voluntariado, hacer un viaje, entre otros.

Lee también: 7 consejos para que tu currículum supere los sistemas ATS

2. Vincula lo que hiciste con el puesto al que estás optando

Es de suma importancia que vincules lo que has estado haciendo con el puesto al que estás aplicando. Después de todo, el entrevistador quiere saber cómo puedes aportar valor a la empresa.

Por ejemplo, puede que estés optando a una posición como gestor de redes sociales, si en tu tiempo libre iniciaste una agencia o fuiste parte de proyectos como autónomo, no cabe duda de que debes mencionar esta experiencia, y cómo contribuyó a tu crecimiento profesional.

3. Es tu mejor momento para resaltar lo aprendido

Aunque no lo creas esto es lo que en realidad el reclutador desea escuchar. El que sepan que te mantienes actualizado dará una buena imagen de ti. En otras palabras, es un «yo encajo en este puesto porque cumplo con los requisitos para ello».

No puedes olvidar mencionar qué has aprendido en este tiempo de inactividad, qué cursos y qué habilidades has adquirido durante ese periodo. Además puntualiza cómo esto puede ayudar al puesto si llegan a contratarte.

4. Demuestra seguridad al hablar

Demuestra seguridad al hablar

De por sí es normal sentir nervios durante una entrevista, si a esto le sumamos la idea de que tienes una «debilidad» o «punto negativo», es probable que cueste hablar con seguridad.

Sin embargo, debes tener en mente que no has hecho nada malo, así que expón tu situación con confianza y transparencia. Practica antes de la entrevista, solo o con un amigo, para eliminar cualquier ápice de duda o titubeo al explicar tu vacío laboral.

Ten en mente que peor que mencionar un espacio en tu carrera profesional, es mentir durante la entrevista. ¡Esta sí que será una fea mancha de café!

5. Prepárate para responder

Sabes que tienes un vacío laboral en tu CV, puede que el entrevistador te pregunte como puede que no. Sin embargo, la mejor opción es que estés mentalizado que lo hará. Por lo tanto, antes de asistir a tu entrevista, debes preparar con anticipación tu respuesta.

¿Qué es con exactitud lo que voy a decir y cómo lo voy a decir? Es en lo que te tienes que enfocar en los próximos días. También considera que la práctica te ayuda a conseguir el consejo anterior: seguridad a la hora de ser entrevistado.

6. Sé conciso

Recuerda que el punto clave aquí es decir cómo has invertido tu tiempo aprendiendo nuevas habilidades y conocimientos. Por lo que justificarse más allá de lo debido no es conveniente, puede que por los nervios creas que esto es necesario, pero créenos, no lo es.

Así las cosas, debes ser puntual y conciso, el entrevistador no querrá una explicación extensa y detallada de cada día que pasaste sin tener empleo.

7. Elige el formato de currículum más adecuado para tu caso

Aunque el formato de CV más extendido es el cronológico, este podría no ser el más adecuado si tienes un vacío laboral. ¿La razón? Es obvia: las fechas. En su lugar, opta por un currículum funcional, también conocido como temático, que te permite enfocarte en tus habilidades y competencias, dejando en un segundo plano la experiencia.

Descubre: ¿Qué es un currículum funcional y cuándo utilizarlo?

Estar desempleado no es motivo de vergüenza o un punto a temer en una entrevista. La mejor forma de justificar un vacío laboral en tu CV es que has invertido el tiempo en adquirir nuevas habilidades; te has estado formando para un puesto de trabajo en el que deseas estar.

Deja un comentario