Cómo responder a «¿Cuánto quieres ganar?» en una entrevista

Cómo responder a "¿Cuánto quieres ganar?"

En todas las entrevistas hay un momento crucial para los candidatos en el que muchos dudan. Así es, estamos hablando de cuando te preguntan por tu aspiración salarial. ¿Cómo respondes a la pregunta “Cuánto quieres ganar”? Es posible que te encuentres en un tres y dos si estás iniciándote en tu campo de trabajo y no sabes cuánto gana la media. Por ello, te mostramos algunas claves para que sortees con éxito esta interrogante.

¿Por qué es importante saber cuánto quieres ganar?

Muchas personas creen que al poner ellas un número, pueden sonar desagradecidas o impactar de forma negativa en su resultado final. No obstante, aquí te lo revelamos: si suenas seguro, es muy probable que tu impresión mejore ante los reclutadores. La autoconfianza es una de las habilidades blandas más buscadas por los reclutadores de hoy, pues demuestra capacidad de poder llevar acabo un trabajo.

Por esta razón, es importante que cuando te pregunten cuánto quieres ganar, estés consciente de tus habilidades, límites y posibilidades de crecimiento. Si es un puesto nuevo y complicado, ¿te ves a ti mismo desempeñándolo con maestría después de un tiempo? Y si es un área que ya conoces, ¿puedes aportar algo nuevo, que sea como tu valor agregado?

Si todavía no estás seguro de cómo responder a esta pregunta, aquí te dejamos unos tips para que puedas hacerlo fácilmente. Eso sí, recomendamos que antes de la entrevista revises todos estos pasos.

Descubre: 7 errores que debes evitar al buscar trabajo

Aprende a responder a “¿cuánto quieres ganar?”

Para poder responder bien esta pregunta es preciso que sepas algunas cosas sobre tu sector y que seas paciente. Hemos elaborado una checklist de lo que deberías tener en cuenta para poder dar una respuesta certera.

1. Realiza una investigación previa

Aprende a responder a “¿cuánto quieres ganar?”

Siempre debes responder a “¿cuánto quieres ganar?” con la mayor cantidad de información disponible. Para ello, es necesario que investigues detalles importantes previo a la entrevista. Por ejemplo, sobre la empresa: ¿qué hace?, ¿desde hace cuánto?, ¿cuál es su historia?, ¿a qué público se dirige?, y ¿cuál es su misión y visión? Asimismo, sobre el área en la que te vas a desempeñar: ¿cuál es el tipo de trabajo que harás?, ¿cuánto tiempo y esfuerzo te tomará?, y si tendrás que adquirir recursos.

Una pregunta importante que debes hacerte es cuál es el valor que se oferta para tu trabajo en el mercado laboral. Actualmente existen muchas herramientas que te recopilan esta información, como LinkedIn Salary o PayScale. Solo tienes que ajustar tu nivel (junior, senior o maganer) y tu país.

De esta forma podrás no solo demostrar que tienes los conocimientos técnicos del sector en el que vas a trabajar, sino también que estás familiarizado con este entorno. Además, investigar demuestra iniciativa, una característica que puede marcar la diferencia entre los demás candidatos. ¿Por qué no aprovechar al máximo todas estas ventajas?

2. Pregunta por el rango salarial disponible

Una buena opción es que cuando te preguntan cuánto quieres ganar, consideres repreguntar por el rango salarial que la empresa tiene disponible para el trabajo en cuestión. Este podría ser el inicio de una fructífera negociación, en la cual tanto tú como tu empleador terminen satisfechos.

Conocer el rango salarial de la empresa te ayudará a cercar tus posibilidades y comparar la empresa con otras opciones, si es que las tienes en ese momento. Imagina que te quieren contratar para un puesto y tienes pensada una cantidad inferior a la que ellos tienen destinado. O mayor. Siempre es bueno preguntar y obtener este tipo de información, para que seas capaz de evaluar tus posibilidades.

3. Ten paciencia antes de responder a cuánto quieres ganar

Es posible que cuando te cuestionen cuánto quieres ganar, entres un poco en pánico. Esto sucede especialmente si son los primeros trabajos que obtenemos, estamos incursionando en un área nueva o no hemos hecho la investigación previa del rango salariar. El pánico hace que tendamos a querer responder de inmediato, sin detenernos a meditar bien lo que vamos a decir.

En este contexto puedes lanzar cualquier cifra, muy baja o muy alta para el puesto en cuestión. Como lo mencionamos más arriba, lo que los reclutadores quieren ver es seguridad, pero hay una brecha muy grande entre pedir un momento para reflexionar la pregunta, y quedarte en blanco. Hay otros trucos para ganar tiempo: tomar agua, hacer una repregunta, pedir que te expliquen mejor lo que te están cuestionando, entre otros.

Lo más importante es que tengas paciencia y no actúes por impulso. Si es posible, haz todas las preguntas concernientes al puesto y a los beneficios que obtendrás, antes de responder a «cuánto quieres ganar». Recuerda que una entrevista es un diálogo que se da entre dos personas, y que no solo puedes responder, sino también preguntar.

4. Pregunta por los beneficios extra

Existen empresas que, además del salario, ofrecen beneficios extras para sus empleados, como suscripciones a boletines especiales, descuentos en lugares concretos o un plan de seguridad social más adecuado a tus necesidades. Es importante que preguntes por todas estas cosas antes de que digas cuánto quieres ganar, porque al final esto puede ser tan importante como tu salario neto.

Sopesa los beneficios y la paga como un paquete: no como dos cosas separadas, pero tampoco como lo mismo.

Te puede interesar: 12 cosas que nunca debes decir en una entrevista

5. Sé siempre veraz

En muchas ocasiones, antes de preguntante cuánto quieres ganar, los reclutadores te preguntan cuánto ganas actualmente. Muchos caemos en la tentación de inflar nuestro salario para ver si podemos conseguir una paga mejor, pero lo recomendable es no hacerlo. ¿Por qué? Es posible que el reclutador ya sepa, de antemano, cuánto ganas. Normalmente en los procesos de selección se recopila información puntual sobre sus empresas competidoras, incluyendo los rangos salariales.

De esta manera, va a saber si estás mintiendo y eso, definitivamente, podrá alterar tus resultados finales. Si no te sientes cómodo revelando tu cifra salarial actual, puedes señalar que por cláusulas empresariales no puedes revelar dicha información.

Pon a prueba estos tips en tu próxima entrevista laboral y verás cómo responder a la temible pregunta de “¿cuánto quieres ganar?” ya no es tan aterrador. Esperamos que este artículo te haya servido y que lo compartas con tus colegas.

2 comentarios

  1. Karelys Muñoz
    Ene 9, 2023

    Excelente información y asesoramiento nos ayuda para desarrollar más nuestras habilidades y destrezas en el campo laboral.

    • We Remote
      Ene 9, 2023

      Hola, Karelys. Esperamos que te encuentres muy bien. Muchas gracias por leer nuestro blog y dejarnos tu comentario, para nosotros es un halago que te haya gustado y que te sirva para mejorar tus conocimientos y habilidades en lo profesional. Un abrazo.

Deja un comentario