Cómo responder a: ¿Dónde te ves en 5 años?

Cómo responder a: ¿Dónde te ves en 5 años?

Durante una entrevista una de las preguntas más complicadas es «¿dónde te ves en 5 años?». Muchos se quedan en blanco o tardan en responder y esto le da luces al reclutador de que quizás el candidato no tiene mucha ambición o no sabe cómo puede crecer en la empresa. Pero seamos honestos: a veces es difícil vernos a nosotros mismos después de un tiempo, sobre todo en un panorama tan cambiante como el actual.

Si tienes problemas para contestar la pregunta dónde te ves en 5 años, te hemos traído una pequeña guía para que reflexiones y sepas qué decir la próxima vez que un reclutador te pregunte. Así que, si estás interesado, ¡no dejes de leer!

Piensa en tus objetivos profesionales

¿En qué tipo de empresa te gustaría trabajar? ¿Prefieres las actividades más mecánicas y premeditadas, o las creativas? ¿Cómo te gustaría que te vieran tus compañeros? Estas son algunas preguntas iniciales que puedes hacerte para plantearte objetivos. Estos son muy importantes para responder más eficiente cuando te pregunten dónde te ves en 5 años.

Es importante que lo que hagas corresponda a tus objetivos. Y no solo esto, sino que tomes las oportunidades con las que puedes construir un camino hacia tus objetivos, no solo roles de paso. Por ejemplo, si quieres convertirte en un arquitecto urbanista, pero estás siendo entrevistado para ingeniero. O quieres trabajar en un gran bufete de abogados, y se te presenta la oportunidad de realizar prácticas en uno.

Aprender a diferenciar las oportunidades de crecimiento y los roles de paso te ayudará a ver el panorama más claro. Así, será más fácil formular tu respuesta a «¿dónde te ves en 5 años?».

Descubre: Conoce 7 herramientas de LinkedIn y cómo aprovecharlas

Sé honesto contigo mismo

A muchas personas nos ha pasado que queremos seguir una carrera y, por exigencia y presión externa, terminamos haciendo otra cosa. Es verdad que hay trabajos cuya remuneración está valorada de forma más atractiva en algunas partes del mundo, o que existen más oportunidades… pero debes ser honesto contigo mismo: ¿es eso lo que quieres hacer toda tu vida?

Puede que por azares del destino hayas terminado trabajando en un área diferente a la que estudiaste, o puede que hayas estudiado algo opuesto a lo que querías. Para poder pensar en dónde te ves en 5 años, es importante que tengas una motivación, pero para encontrarla no puedes seguir mintiéndote a ti mismo.

Si te pones una banda sobre los ojos, no podrás crear objetivos genuinos y mucho menos divisar un futuro brillante.

Sé realista

Que nadie te impida soñar, pero no quites los pies de la Tierra en el proceso. En 5 años muchas cosas pueden cambiar, pero debes tomar en cuenta tu contexto, habilidades y el camino que hace falta recorrer para llegar a algún puesto. Es verdad que quizás 5 años después de salir de la universidad puedas convertirte en jefe de área, no obstante, es una situación poco común.

Lo normal es que haya un proceso: pasante, junior, senior y después ya podrías convertirte en coordinador o jefe. Estos puestos requieren cierta experiencia, conocimientos y sobre todo un carácter para tratar con un equipo. Antes de contestar cómo te ves en 5 años, piensa en todo lo que has recorrido, pero también en lo que te falta por aprender.

La honestidad y ser realista son de las características más invaluables para los reclutadores y tú puedes mostrar que tienes ambas.

Te podría interesar: 13 hábitos para alcanzar el éxito profesional según la ciencia

Evita estos errores al responder dónde te ves en 5 años

Evita estos errores al responder dónde te ves en 5 años

Los nervios o el desconocimiento nos pueden traicionar cuando nos preguntan dónde te ves en 5 años. Siempre será una buena opción que medites y prepares tu respuesta antes de la entrevista. De esta forma, sabrás qué decir.

Sin embargo, si este no es tu caso y te llegas a encontrar en una situación desesperada, aquí te daremos unos pequeños tips sobre los errores que debes evitar al responder a tan frecuente pregunta.

Generalizar

Podría llegarse a pensar que frases prefabricadas como «ser un gran profesional», «ayudar a la empresa a crecer» o «cumplir mis objetivos profesionales» son respuestas válidas. Quizás en una u otra ocasión pueden sacarte del apuro de no saber qué responder, pero la verdad es que no debes abusar de ellas. Es más, trata de ni siquiera utilizarlas.

De acuerdo con Tara Goodfellow, propietaria de Athena Consultants (una firma estadounidense de coaching y preparación profesional), no es buena idea ser tan genérico. En lugar de caer en este error común, ella recomienda aprovechar esta oportunidad para resaltar por qué encajarías en la empresa. ¿Hay alguna característica tuya en particular que te ayude a ser un gran profesional?, ¿cuentas con alguna habilidad para ayudar a la empresa a crecer?, entre otros.

Saltarte este pequeño error puede marcar la diferencia entre una contratación o que archiven tu hoja de vida.

Decir «No sé»

Esta es la respuesta que debes evitar a toda costa. Contestar de esta forma indica que no has pensando en el futuro, que no te ves formando parte de la empresa y, por si fuera poco, que no tienes aspiraciones laborales. ¿Y quién quiere contratar a alguien así? Los reclutadores no buscan personas que solo quieren un sueldo para pagar el arriendo a fin de mes, sino a gente con ambiciones y deseos de superarse.

Es común que, al menos los recién graduados, den esta respuesta. Ya sea porque recién se incorporan al mercado laboral o porque no conocen lo suficiente de su área de manera práctica, el reclutador puede reformular la pregunta para saber más o menos a dónde se dirige el candidato. Si en cambio se trata de una persona mayor o que lleva varios años trabajando y no está seguro de su futuro laboral, puede dar una imagen negativa.

Decir que quieres escalar puestos rápido o estar en otra área

No está mal tener ambiciones. Si planeas llegar a un puesto de jefatura quiere decir que sabes dónde te ves en 5 años, pero decírselo al reclutador hará que se lo piense dos veces antes de contratarte. ¿Por qué? Es bastante probable que piense que tu estancia en la vacante sea temporal y no algo tan a largo plazo como se desea. En ese caso, ¿para qué gastar tantos recursos contratándote, si hay otros candidatos con mayores posibilidades de permanencia?

La directora de Quality Management and Experience de la agencia Resident, Roxy Phothirath-Burke, mencionó en una entrevista con Built In que tampoco se debe decir que quieres estar en otra área. Esto porque el reclutador podría tomarlo como una «bandera roja».

«No voy a poder cumplir con las expectativas de esta persona sobre lo que está buscando; o no voy a poder darle los recursos, o se van a aburrir y perder el interés porque esto no está en su objetivo para el futuro», explicó.

Ejemplo de cómo responder a dónde te ves en 5 años

«Creo que soy muy bueno en (x habilidad), por lo que en cinco años me gustaría estar en (x puesto), haciendo (x cosa) para ayudar a crecer la empresa. Sé que para llegar ahí habré aprendido mucho, por ejemplo: (nombras habilidades duras y blandas que consideres que un empleado deba tener) para (en qué te puede ayudar la adquisicón de estas). Probablemente habré pasado por (x puestos que necesitas para llegar) y tomado (x cursos) porque por la configuración de la empresa, sé que es un lugar donde puedo desarrollarme profesional y personalmente.»

«Creo que soy muy bueno en escuchar y empatizar con las personas, por lo que en cinco años me gustaría estar en la coordinación del centro médico psicológico, generando planes que ayuden a los pacientes a mejorar su calidad de vida y que nos permita atenderlos de manera más efectiva como institución. Sé que para llegar ahí habré aprendido mucho, por ejemplo: (terapias), liderazgo y manejo de grupos para poder tener en cuenta las opiniones de mis compañeros y mejorar mi área con todas nuestras capacidades profesionales. Probablemente habré pasado por los puestos de (x) y tomado (x cursos) porque por la configuración de la empresa, sé que es un lugar donde puedo desarrollarme profesional y personalmente».

La próxima vez que te pregunten dónde te ves en 5 años, piensa en tus objetivos profesionales, pero no olvides ser honesto y realista contigo mismo. De igual manera, si te encuentras en un apuro evita a toda costa el decir «no sé» y medita tu respuesta lejos de darle a entender al reclutador que tienes intenciones de estar un breve tiempo en la empresa, o que te gustaría hacer algo totalmente diferente. ¡Esperamos que este artículo te haya servido!

Deja un comentario