Consejos para afrontar la ansiedad y el estrés laboral

Consejos para afrontar la ansiedad y el estrés laboral

El estrés y la ansiedad laboral no son un tema muy frecuente entre los compañeros de trabajo. De hecho, es probable que ni tú lo notes, entre tantas responsabilidades y en que las cosas necesitan una respuesta inmediata, parece que no hay mucho tiempo para detenerse a prestarle atención a las señales o advertencias del cuerpo y la mente.

¿Te has sentido así? No eres el único. De acuerdo a un estudio de CinfaSalud, 6 de cada 10 empleados españoles se sienten estresados por factores como la sobrecarga de trabajo, la relación con los jefes o la impresión de no estar a la altura de las expectativas. Aquí, algunos consejos para lidiar con estas emociones.

1. Toma descansos

De seguro estás pensando, «¿cómo voy a tomar un descanso si tengo tantas cosas que hacer?», y puede que tengas razón, pero no nos referimos a dejar de lado todo tu trabajo, sino a concentrarte en tus labores durante un tiempo determinado, parar para descansar y luego retomar.

Para esto, hay quienes usan la técnica pomodoro (25 minutos de atención y 5 minutos de descanso), o los que prefieren darse un break cada 75 o 90 minutos. Sea cual sea el tiempo que funciona para ti, establece descansos durante tu faena, de lo contrario no solo aumentarán los niveles de ansiedad y estrés, también disminuirá tu productividad, lo que ya debes adivinar que afecta… Así es, el estrés y la ansiedad.

Lee también: Cómo desconectarte del trabajo remoto antes de enloquecer

2. Controla las emociones

¿Has oído hablar de la inteligencia emocional? Con el paso del tiempo esta se ha vuelto esencial para las empresas. La razón, es probable que la conozcas. Y es que cuando controlas tus emociones, tienes una mejor relación con tus colegas y, por ende, eres menos propenso a conflictos. Para nadie es un secreto que estos últimos son una fuente inagotable de estrés y ansiedad que no te permite cumplir con tu trabajo.

Pero esto no es todo, manejar las emociones también te hace más productivo y valioso para la empresa por otras razones. Supongamos que la compañía para la que trabajas está en un momento crítico y necesitan que tú te hagas cargo de encontrar la solución al problema, perder los estribos y tratar mal a tus colegas no es lo que se espera de ti.

En su lugar, la empresa cuenta con que hagas a un lado la irracionalidad, y tomes decisiones maduras y tranquilas. En ese sentido, aprender a disipar las emociones es esencial para afrontar la ansiedad y el estrés laboral.

3. Aléjate de compañeros de trabajo estresantes

Aléjate de compañeros de trabajo estresantes

Si no eres tú el que está tratando mal a los colegas, puede que sea otro colega el que te trata de forma inadecuada a causa del estrés. Y aunque este es el escenario más común, en el trabajo remoto existen otras situaciones que provocan estrés y disminuyen la productividad. Una de ellas es que te sientas excluido por los colegas. Si eres el recién llegado, debes intentar integrarte, un proceso que puede tomar tiempo, pero que da resultados.

¡Evita caer en temas de conversación sensibles con compañeros de trabajo! Nada de polìtica, religión u otros, esto puede terminar muy mal y es un hecho de que tus niveles de estrés y ansiedad se dispararán.

4. Aprende apriorizar

Es cierto, tienes un montón de tareas y debes cumplir con todas. Pero también es verdad que algunas deben culminarse con mayor premura que otras. Si aprendes a priorizar, sabrás qué debes hacer primero e irás completando las cosas a tiempo y sin disminuir la calidad.

¡Dile no a la multitarea! Esta práctica hace difìcil que te concentres y al final del día, tus niveles de estrés están por las nubes porque no has conseguido completar nada en realidad. Así, asegúrate de priorizar y concentrarte en la tarea que tienes delante.

5. No temas en pedir ayuda

Si el estrés y la ansiedad laboral te sobrepasan, no dudes en pedir ayuda. Esto puede ser por una carga de trabajo demasiado alta, en estos casos, se recomienda hablar con tu supervisor. Este te ofrecerá algunas soluciones, ya sean contratar a alguien para que te ayude, reasignar algunas tareas a otros compañeros de trabajo o incluso proporcionar asesoramiento.

Ahora bien, la respuesta a tu solicitud puede tardar en llegar, pero si es ignorada, la recomendación es buscar un nuevo empleo o asesoramiento por tu cuenta.

Descubre: Lo que nadie te dice de trabajar de forma remota

Además de lo anterior, puedes afrontar el estrés y la ansiedad laboral si determinas en qué tiempo eres más creativo y productivo, evitas las distracciones e incluso limpias tu bandeja de entrada.

Deja un comentario