6 errores que debes evitar en el diseño de logotipos

6 errores que debes evitar en el diseño de logotipos

Si eres diseñador, estarás de acuerdo que un logo lleva un esfuerzo considerable. Primero, hay que tener en cuenta el conocimiento y segundo, la creatividad. ¡Es correcto! También debemos aceptar que a pesar de tener experiencia no estamos exentos de cometer errores cuando hacemos un diseño de logotipos. ¡Bueno…!

Los errores que cometemos, por simples que sean, pueden arruinar el arduo trabajo. Por fortuna, si estamos conscientes de ello podemos evitar cometerlos. Te enlistamos los errores más frecuentes de un diseñador al elaborar un logotipo.

1. Usar colores no relevantes para la marca

Imagina que estás buscando un abogado para que te represente (¡esperamos que no sea nada grave!), y te encuentras con un bufete cuyo logo tiene cada uno de los colores del arcoíris.

Es probable que salgas corriendo, ¿no es así? Aunque esto puede significar que los abogados son creativos, también puede asociarse con diversión, y en una corte no quieres a alguien que de la impresión de ser un comediante.

¿Ves cuán importante son los colores? Estos se vinculan de forma estrecha con nuestras emociones y expectativas. Por ello, una mala elección puede espantar a los clientes. Justo como le pasó al bufete imaginario.

Descubre: Cómo presentar y justificar un logotipo frente a un cliente

2. Errores en el diseño de logotipos: Utilizar la fuente equivocada

La regla número uno de un diseñador antes de elegir la fuente es comprender la historia y el propósito de la marca del cliente. «¡Es obvio!», dirás. Sin embargo, a veces se descuida uno de los aspectos, la mayoría de las veces se le presta más atención al propósito, pero no a la historia o la identidad de la empresa.

Por lo que la originalidad podría ser imposible de lograr, y se tiende a emplear una fuente sobreutilizada, equivocada o anticuada.

3. Elegir un isotipo poco apropiado

En diseño, el isotipo es el símbolo o ícono que representa a la marca. Por ejemplo, el swoosh de Nike. Así las cosas, este puede estar acompañado del texto, pero también funcionar de forma aislada.

Pocas marcas consiguen ser reconocidas por el isotipo y esto, en parte, se debe al diseño. En su afán por llamar la atención, olvidan la historia y la relación que este debe tener con la marca, así se trate de un símbolo simple.

4. Exagerar con los colores

Exagerar con los colores

Es posible que digas que un diseñador no se debe limitar, y argumentes que el logo de NBC es un claro ejemplo de ello.

Sin embargo, toma en consideración que la mayoría de las veces jugar con muchos colores tiende a arruinar el logo. Si apuestas a ello, debes estar muy seguro de que resonará en el público objetivo.

Lo ideal es elegir dos o tres colores que, por supuesto, tengan una relación entre sí.

5. Combinar mal las fuentes, uno de los errores más comunes en el diseño de logotipos

Si elegir una fuente es difícil, imagina elegir dos y que combinen. Por ello, no es de extrañar que este sea uno de los errores más comunes al momento de diseñar logotipos.

Una mala decisión puede ser fatal para tu logo. De hecho, al igual que con los colores, se sugiere solo emplear dos tipografías y, en general, una dominante para el nombre de la empresa y una menos dominante para el eslogan. Ten en cuenta que un número mayor podría comenzar una competencia encarnizada por la atención.

6. No tomar en cuenta la jerarquía visual

Suena fácil, incluso muy obvio. Ya que se debe identificar qué es lo primero que queremos que el ojo detalle o en qué orden queremos que se observen las cosas. Pero algunos diseñadores no logran cumplir con este objetivo.

Nunca olvides que lo primero que se suele notar son las cosas grandes con colores brillantes y lo segundo las letras pequeñas con colores opacos. Eso ya debes saberlo, sin embargo, a veces se necesita refrescar los conceptos básicos.

Lee también: Competencias necesarias para ser contratado como diseñador gráfico

Es curioso, pero la mayoría de los errores provienen de conceptos básicos. Para evitarlos, la mejor opción es mantenerlos presentes para romper las reglas de manera efectiva.

Deja un comentario