Cómo iniciar un post: 8 formas de escribir introducciones irresistibles

Cómo iniciar un post: 8 formas de escribir introducciones resistibles

¿Cuántas veces has abandonado un sitio porque el inicio de la publicación no responde a tu problema o conecta contigo? Más de las que puedes recordar, ¿no es así? Bueno, esto mismo podría estar ocurriendo con quienes leen tus textos. Los usuarios saldrán huyendo de la web si se encuentran con una introducción poco atractiva y convincente. Estás a punto de descubrir cómo escribir introducciones irresistibles.

1. Opta por oraciones cortas

La mayoría de los redactores sufren al desarrollar la introducción. A veces, esta es la parte más difícil del trabajo, junto con el título. Por esta razón, son propensos a terminar con frases largas y confusas.

No habría ningún problema si estas oraciones no implicaran un mayor esfuerzo al momento de leer. Y siendo sinceros, los usuarios no quieren que entender un texto signifique una gran dificultad. Es especial, si se trata de la introducción.

Así las cosas, lo mejor es que escribas con oraciones cortas. Estas resultan fáciles de leer y entender, por lo que se han vuelto muy populares en la escritura para blogs.

Lee también: Recomendaciones para redactar artículos optimizados para SEO

2. Sé breve

No solo las oraciones deben ser cortas, la introducción también. Y aunque no existe una regla de oro, considera que los usuarios tienen periodos de atención cada vez más reducidos. Sea por la razón que sea, no quieren tardar mucho tiempo en encontrar el centro del artículo. Sé breve y ve al grano.

3. Por lo que más quieras, ¡no repitas el título!

Asume que el usuario ya leyó el título, incluso esa podría ser la razón por la que hizo clic en primer lugar. En ese sentido, no es necesario que vuelvas a escribirlo en la introducción. Por el contrario, aprovecha estas líneas para conectar y convencer a los lectores. Prepara el escenario idóneo para lo que le presentarás a continuación.

4. Utiliza la palabra «tú» al menos una vez

Utiliza la palabra "tú" al menos una vez

No hay forma más efectiva de conectar con el lector que hablarle de tú. Por ello, esta palabra es tan poderosa. Eso sí, no estamos diciendo que debes llenar la introducción de «tú esto» y «tú lo otro», pero sí utilizarla de una forma en la que el usuario sienta que el artículo fue escrito pensando en él. Demuestra que eres empático, que te preocupas por él y sus problemas.

5. Cuenta de qué va el artículo

La introducción debe indicar de qué trata el artículo, qué aprenderá el lector y en qué orden podría encontrar la información. De este modo, le das la opción a los usuarios de leer por completo la publicación, dirigirse a la sección que le interesa o no leerlo en absoluto. ¡Los visitantes quieren tener el poder! Así mismo, no temas escribir introducciones con frases como «Este artículo es sobre…» o «En este artículo, hablaré sobre…».

6. Explica por qué el artículo es importante

Aunque para ti pueda ser obvio que el contenido del artículo es relevante, para los usuarios, quizás, no. Es allí, donde debes emplear 1 o 2 oraciones del texto introductorio para hacerles saber por qué necesitan leer la información que cubre la publicación.

7. Menciona un problema que pueden tener los lectores

La introducción es un buen lugar para mencionar el punto de dolor (pain point, en inglés) del cliente o los usuarios. Plantea un contratiempo o preocupación de tu buyer persona, y preséntate como el experto que puede ayudarlo a resolverlo.

8. Utiliza una estadística o hecho

Dependiendo del texto, puedes comenzar con una estadística o dato importante. En general, este es un recurso que suele asociarse al periodismo, pero los blogueros también pueden recurrir a él. Es probable que si le muestra a los visitantes cuán común o con qué frecuencia se presentan ciertos problemas, capte su atención a continuar leyendo para así, evitarlo.

Descubre: 9 errores que arruinan las carreras de los redactores freelance

Escribir introducciones que resulten difícil de leer o entender hará que tus lectores salgan corriendo despavoridos. Procura darles una bienvenida única, fresca y atractiva que invite a continuar la lectura. ¿Ya sabes cómo iniciar tu próxima publicación?

Deja un comentario