10 tipos de descuentos y cómo aplicarlos

10 tipos de descuentos y cómo aplicarlos

Incentivar a los consumidores por medio de promociones para que concreten una compra es una táctica vieja y efectiva. Sin duda, ahorrarle a tu cliente algo de dinero, a cambio de los mismos o mejores beneficios, funciona para vender más, darte a conocer y fidelizar tu público. ¿Estás listo para superar tus metas comerciales utilizando los 10 tipos de descuentos que te presentamos a continuación? ¡Seguro que lo puedes hacer!

1. Descuentos por primera compra

Es una táctica utilizada para darte a conocer, y motivar a los consumidores a probar tu producto o servicio. Si bien es más común en e-commerce, también es aplicable en tiendas físicas.

Lo interesante de este descuento es que también te sirve para alimentar tu CRM o base de datos de clientes, ya que deberás regístralos o pedirles que llenen un formulario para validar que es su primera vez en tu comercio.

2. Descuento por fidelidad o puntos

Consentir y cuidar a tus clientes frecuentes es una gran idea. Es menos costoso que conseguir clientes nuevos y más efectivo. Puedes crear una tarjeta de fidelidad que incluye rebajas, hacer campañas dirigidas a ellos, realizar un programa de puntos para canjear por otros productos, y más.

Hay múltiples opciones, la clave siempre estará en hacerlos sentir privilegiados e incentivarlos a seguir consumiendo, porque para ellos comprar representa un beneficio.

3. Tipos de descuentos por pronto pago

Estas promociones funcionan para consumo de servicios o productos de alto valor que deban pagarse con crédito. Recibir, por ejemplo, una reducción del valor de la cuota o un mes gratis de servicio por el pago anticipado, dentro de los primeros 5 días del mes, o en un plazo menor al pactado, es atractivo para muchas personas. Como verás, es una estrategia que te ayuda a generar una buena cultura de pago, y también te da flujo de caja en caso de que lo necesites.

4. Pague 2 lleve 3 o 2X1

Con estas combinaciones, el cliente está más propenso a comprar porque se llevará algo gratis. Por otro lado, son útiles para el negocio pues le permite vender inventario de poca circulación.

Asimismo, en el caso de los servicios, es una buena forma de darse a conocer o vender en temporadas de baja afluencia de clientes. Por ejemplo, en un gimnasio, puedes ofrecer dos suscripciones de un mes por el precio de una. Si ofreces un buen servicio, hay una alta probabilidad de que, a partir del segundo mes, ambos suscriptores continúen tomándolo y comiencen a pagar de manera independiente.

5. Venta cruzada

Venta cruzada

¿Te ha pasado que vas a buscar zapatos y terminas llevando medias también? De seguro ha sido porque al momento de pagar te dijeron que por la compra del calzado, te ofrecen 50 % de descuento en las medias.

La venta cruzada puede emplearse con precios totales, con la mera intensión de que el consumidor adquiera productos o servicios complementarios a su compra inicial. Sin embargo, la incluimos en esta lista de tipos de descuentos, pues si se mezcla con una rebaja (como en nuestro ejemplo), será mucho más atractiva para el cliente.

Lee también: 10 trucos psicológicos para vender más

6. Descuento por cantidad

En muchos casos es más rentable vender 100 unidades a un precio rebajado, que 1 o 10 a precio regular. En servicios también aplica. A menos que sea algo personalizado, puede ser más conveniente dictar una clase a 10 chicos que solo a 2. Es una forma de optimizar tu producción y tiempo, así como garantizar ventas.

7. Tipos de descuentos por temporada

Los cambios de temperada, de colección o nuevos lanzamientos son oportunidades para atraer clientes. En esos momentos puedes reducir precios de productos que saldrán de circulación, anticipar el éxito de la nueva colección con rebajas seleccionadas, o evacuar exceso de inventario, por ejemplo, en artículos de época de Halloween o Navidad.

8. Descuento recompensa

Si tienes un e-commerce puedes sorprender a tu cliente con un correo electrónico en el que le agradeces su compra y le brindas un descuento del 10 % en su próxima visita. Si es tienda física, puedes acompañar la factura con una nota similar. El punto es recompensar a tu consumidor, dándole un motivo para regresar a tu comercio.

9. Descuento por fechas especiales

Al vincularte a celebraciones locales o incluso mundiales con precios especiales, entras en las tendencias, eres parte de la conversación y encajas en la demanda del momento. Eso seguro marcará un aumento en tus ventas. El Día de la Madre, Black Friday, Cyber Monday, Día de los Niños, y tantas otras fechas que se conmemoran permanente son motivos para armar paquetes, crear promociones, o rebajar artículos de nicho, que puedan venderse de forma masiva.

10. Descuento por porcentaje

Cerramos esta lista de tipos descuentos con el más frecuente de todos. El signo % al momento de comprar, genera una idea de ahorro. Hay varias tácticas para aplicarlo, acá te mostramos 3:

  • La más usada es por producto o categorías: «Zapatos con 50 % off, medias 25 % off, pantuflas 10% off«.
  • También puedes ofrecerlo por acumulación de artículos, por ejemplo: «Obtén 25 % de descuento en el total de la compra, si llevas 3 o más prendas» .
  • Como beneficio para suscriptores o clientes frecuentes: «Conviértete en cliente VIP y recibe 5 % de descuento en todas tus compras».

¿Cómo usar estos tipos de descuentos?

Ya tienes la lista y algunos ejemplo, ahora debes tener en cuenta que no todo funciona para todos. No tengas miedo de experimentar, solo hazlo con prudencia y siguiendo un plan.

Dicho plan debe considerar detalles como a quién va dirigida la promoción, por cuánto tiempo estará vigente, cómo impactará tus ingresos, cómo la comunicarás, entre otros. Una vez tengas claros todos los factores de la promoción, ¡lánzala!

Un consejo adicional: No abuses de los descuentos. Si todo el tiempo estás con promociones, se perderá la noción de tus precios regulares. La percepción de urgencia o ahorro dejará de impactar a tus compradores y el descuento no tendrá los resultados esperados.

¡Con estos tipos de descuentos, todos ganan!

Como habrás visto, los descuentos no solo ofrecen un ahorro monetario a los consumidores. También pueden generar otra clase de beneficios que mejoran la experiencia de compra y facilitan el acceso a tus productos o servicios.

Asimismo, los descuentos te favorecen a ti. Claro, eso dependerá de que hayas hecho un análisis previo de tus precios y estés seguro de ofrecer las rebajas que puedes sostener. De lo contrario, incurrirás en pérdidas.

La próxima vez que quieras utilizar alguno de estos tipos de descuentos, recuerda que vale la pena. Son un gana – gana. Tus clientes economizan y tu puedes salir de inventario de poca rotación, impulsar nuevos productos, darte a conocer y, por supuesto, ¡vender más!

Descubre: Cómo hacer un currículum de ventas que consiga sellar el trato

Laura Rojas

Graduada en Literatura por la Universidad de Los Andes (Bogotá, Colombia), en 2005. Es magister en comunicación pública y especialista en periodismo, ha realizado cursos de corrección de estilo y redacción de copies, y se capacita y actualiza constantemente en tendencias de marketing. Lleva más de 10 años generando contenidos y desarrollando estrategias de comunicación, para todo tipo de organizaciones. Es coautora de 2 antologías de cuentos, emprendedora y tiene experiencia en ventas.

Deja un comentario