8 consejos para evitar que tu mascota interrumpa tu trabajo

8 consejos para evitar que tu mascota interrumpa tu trabajo

Quienes tienen pequeños peludos en la familia, saben cuánto aman llamar la atención. Y ahora que trabajamos desde casa, se les hizo su sueño realidad, pasar los 7 días de la semana a nuestro lado. Sin embargo, a pesar de hacernos felices con sus constantes mimos y travesuras, nos distraen con frecuencia cuando intentamos realizar las actividades laborales. Descubre cómo evitar que tu mascota interrumpa tu trabajo.

1. Obséquiale un juguete interactivo

Aunque cada mascota es única y tiene una forma de ser distinta, a la mayoría de ellas les incomoda que un objeto pueda tener más atención. En su mundo, esto es imposible de entender. Por ello, se acuestan en el teclado, se colocan frente a la pantalla del ordenador o les encanta aparecer en las videollamadas.

Puede que nos guste ser su principal razón de vida, pero sus distracciones no permiten que nos concentremos. Por lo que tu objetivo será encontrar la mejor forma de despistar su propósito de vivir, o sea tú.

Obsequiarles un juguete interactivo donde saquen su propia comida o recompensa es una buena opción. No solo desviarán su mirada, también será un juego mental, un reto que tendrá beneficios positivos para tu mascota.

Lee también: 7 errores que cometes al trabajar desde casa

2. Esparce comida en su alfombra para olfatear

Es un buen truco para cuando debes asistir a una videollamada. Puede que hagan mucho ruido con en el juguete en forma de bola que guarda comida, al rebotar por todos lados. Por lo que un tapete en el que tu mascota deba olfatear para conseguir su alimento favorito hará que haga menos escándalo.

La alfombra para olfatear es para ellos como los rompecabezas para nosotros, así que podrán distraerse bastante, siempre y cuando le coloques su bocadillo preferido.

3. Adapta un espacio único para que se relaje

Una buena forma de evitar que tu mascota te interrumpa mientras trabajas es que adaptes un lugar de la casa para que se relaje. Considera que no debe estar muy apartado o alejado de la familia, porque entonces ladrará para hacerse notar, la soledad no es su amiga.

Saber diseñar su espacio no solo hará que pasen un buen rato en este lugar, también disminuirá su ansiedad.

4. Enséñales a respetar tu espacio

Enséñales a respetar tu espacio

Bien, esto puede ser un poco difícil. Pero si queremos evitar que tu mascota interrumpa tu trabajo, lo mejor es enseñarles a comprender que de tal hora a tal hora te encuentras muy ocupado y que más tarde vendrán sus mimos o tiempo para dedicarte a él. Hay varios trucos para lograrlo, algunos aconsejan ignorarlos para que se acostumbren a respetar.

5. Cierra las cortinas para disminuir su estado de alerta

Tu peludo siempre está alerta a los sonidos, eso ya lo sabes muy bien porque ladra sin cesar cuando escucha a otras mascotas, a los niños jugar, o cuando tu vecino cierra la puerta. Asegúrate de bloquear los ruidos externos, quizás bajando las persianas o cortinas, colocando una música relajante, o el ventilador.

Sin embargo, también se recomienda que te informes un poco de cómo disminuir sus ladridos y a no alterarse con la bulla fuera de casa. Te será de gran ayuda, en especial a la hora de las videoconferencias.

6. Lleva a tu mascota a hacer ejercicio

Cumplir con sus rutinas de ejercicios hará que demande menos atención, lo ayudará a disminuir el exceso de energía y a aliviar el estrés. Considera que si tienes programada una videollamada, un par de horas antes, salgas a trotar con tu mascota, el cansancio lo llevará a tomar una buena siesta mientras tienes tu reunión importante.

7. Usa auriculares

Aunque todo depende de la forma de ser de tu mascota, a muchas les llaman la atención los ruidos provenientes de tu computadora, y más si notan que estás conversando a través de tu ordenador. Ten en cuenta usar auriculares, primero evitarás que esta se alarme por las voces, y segundo reducirán el ruido que haga tu peludo mientras sostienes una videollamada.

8. Pide ayuda a tu familia

Otros miembros de tu familia podrían ayudar a mantener distraída a la mascota de la casa. Por ejemplo, los niños y el peludo pueden crear divertidos juegos. De esta forma, este amigo de cuatro patas no centrará toda su atención en ti y podrá ayudarte a concentrarte en tus labores.

Descubre: 7 consejos para ser una mamá freelance

Es importante que tu mascota aprenda los límites, todos los días habrá mimos, pero hay un tiempo específico para ello. Tener una rutina y ceñirse a esta educará a tu peludo. Además, recuerda no saltarte sus ejercicios, si lo haces, no tardará en exigir atención.

Deja un comentario