7 errores comunes en la redacción online

7 errores comunes en la redacción online

Somos seres humanos y no estamos exentos a cometer errores. Incluso, nuestra naturaleza está basada en aprender a partir de ellos. ¡Y eso está perfecto! Por eso, te traemos los 7 errores más comunes en la redacción online. Te recomendamos presta mucha atenciónr, ya que identificarlos es el primer paso para reducirlos o erradicarlos por completo.

1. Conoce a tu público

Si no sabes para quién escribes, ¿entonces para qué escribes? El primer error es pretender abarcar toda la población mundial. «El que mucho abarca, poco aprieta», dicen las sabias lenguas y es mejor hacerles caso. No hay nada más poderoso que sentirse identificado con algo, y para lograr un texto así, debes conocer a quién escribes. 

Una vez que hayas definido tu público, dedica una parte de tu tiempo a conocerlos y estudiarlos. Reconoce sus características, gustos y preferencias. Involúcrate en sus actividades cotidianas y aprende su léxico. Identifica sus necesidades y convéncelos de que solo tú tienes la solución a través de tus textos. 

2. Mucho SEO, no funciona

En caso de que tu único objetivo sea posicionarte, arrancamos mal. Una vez tus usuarios se den cuenta de que las palabras clave están por todas partes sin tener una razón válida, se desconectarán de tu contenido y te echarán al olvido.

Para evitar esto a toda costa, procura mantener un equilibrio sano entre el uso de palabras clave para cumplir con tu estrategia de SEO, y la naturalidad con la que todos tus textos deben estar escritos. Como consejo, escribe sin pensar en el SEO, y una vez termines el texto, identifica cuántas palabras clave escribiste con naturalidad, y si puedes agregar una más, hazlo. 

3. Olvida ser neutro

Como tienes la mirada puesta en conquistar un público objetivo, ser neutro no va a funcionarte. Palabras como «eso», «esto», «cosas» no tienen la profundidad necesaria para aportar a tu texto y solo agregan adornos vacíos. Cámbialos por el nombre exacto. ¿Qué es «eso»?, ¿cuáles son esas «cosas» de las que estás hablando?

Conoce también: Estas son 5 técnicas de redacción para mejorar tus escritos

4. Monólogos no, por favor

Monólogos no, por favor

Seamos sinceros, ¿quién ha leído un texto que tiene más de 5 renglones en su introducción desde un celular? ¡Nadie! Ahora, entre más información puedas entregar a los usuarios con la menor cantidad de palabras, muchísimo mejor

Todo se resume en esta frase: «Sé conciso». Usa solo las palabras que cumplan una función importante dentro de la oración. Para hacerlo, responde: «Si le quito esta palabra, ¿el mensaje sigue siendo el mismo?». Si tu respuesta es «sí», ya sabes lo que tienes que hacer.

5. Adjetivos en extremo

Siguiendo con la idea anterior, lo que más suele suceder en la redacción online es creer que la calidad de tu texto es directamente proporcional al número de adjetivos que tenga. ¿Quién te dijo esa mentira? Los adjetivos se deben usar, sí, pero siempre deben tener un propósito técnico concreto. Si no lo tienen, hacen parte del relleno innecesario. 

La importancia de tener este consejo presente es que el uso desmedido de adjetivos suele provocar una sensación de deshonestidad en los usuarios de la que será difícil recuperarte. Recuerda que el objetivo siempre será entregar más información solo con las palabras necesarias. 

6. La coherencia siempre presente

Si todavía crees que tener coherencia solo se cierra al texto o que los textos se crean aparte de lo demás y se agregan al final, no vas a llegar a ninguna parte. La coherencia va de principio a fin y todos los elementos deben seguir un mismo camino. Todos deben ser una sola voz.

Si en una banda, la trompeta toca salsa, mientras que los tambores están al son de un ritmo africano, no se entenderá nada. Lo mismo sucede con todos los elementos que acompañan al texto. La coherencia no solo aplica dentro de él, sino con su respectiva imagen, video y hasta con el diseño web. 

7. Pequeños detalles, grandes consecuencias

Ortografía. Todos los puntos anteriores pueden estar perfectos, pero sin una excelente ortografía, vas a tirar tu trabajo por la borda. Es cierto que somos humanos y cometemos errores, pero un error ortográfico es casi imperdonable. Sobre todo, cuando hay tantas herramientas que puedes usar para minimizar el riesgo, como la página oficial de la RAE (Real Academia Española).

Por pequeños que parezcan, los errores de ortografía generan desconfianza en el usuario. Reflejan descuido, falta de atención, dedicación y hasta poco profesionalismo. Siempre que hagas una revisión cuando termines de escribir, ponle atención a detalles como el uso de mayúsculas, puntuación y tildes.

Lee: 5 consejos para mejorar como copywriter

No te creas que con leer este escrito, ¡zas!, no más equivocaciones. Los errores en la redacción online son más frecuentes de lo que crees, pero como dicen «la práctica hace al maestro», así que ahora que los has identificado, es probable que los disminuyas al mínimo.

Además, si conoces otros errores de la redacción online, ¡no dudes en compartir tu experiencia en la caja de comentarios!

Viviana Benavides

Graduada de Comunicación Social y Periodismo en la universidad Jorge Tadeo Lozano de Bogotá en el año 2020. Inició en el mundo del periodismo cubriendo el Plebiscito realizado en 2016, participó en la activación de la revista universitaria digital La Brújula como correctora de estilo e hizo parte del equipo de radio digital Óyeme UJTL. En el año 2019, fue ponente en el XIl foro de análisis de coyuntura "Moción Censura: Verdades Ocultas" y durante los primeros meses de cuarentena, realizó un programa de radio digital Encuarentados Radio. Tiene experiencia en redacción enfocada en redes sociales como Facebook y Twitter, y actualmente se encuentra cursando estudios autónomos en Google y Meta Ads, Copywriting y escritura creativa.

Deja un comentario