Los 11 hábitos que todo programador debería tener

Los 11 hábitos que todo programador debería tener

La práctica y la repetición de acciones nos hacen cada mejores, sin importar a qué nos dedicamos. Cuando logramos internalizar una práctica y esta se transforma en algo natural, logramos convertirla en un hábito. Hoy te vamos a contar cuáles son los hábitos que todo programador debería tener.

A lo largo de los años, gracias a la práctica y la experiencia, el trabajo se hace más fácil y hay tareas que hacemos sin darnos cuenta, porque ya aprendimos a hacerlas y las transformamos en hábitos. Como cuando aprendes a andar en bicicleta, y después de un tiempo no tienes que pensar que primero tienes que empujar el pedal con un pie y después con el otro, lo haces de forma automática. Si logras ese nivel de automatización con algunos hábitos de programación, serás un mejor profesional.

1. Escribe código entendible por humanos

Debes recordar que no estás escribiendo código solo para que lo interprete una máquina. Ese código tendrás que entenderlo tú mismo dentro de unos meses y otros colegas cuando ya no manejes el proyecto. Además, la mayoría de los grandes trabajos se llevan a cabo en equipo, así que necesitas que tus compañeros entiendan lo que escribiste.

Algunos consejos que tienes que seguir para que tu código sea legible son los siguientes:

  • Usa convenciones para ponerle nombre a las variables y las funciones. Por ejemplo, si vas a usar camel case, úsalo en todo el código y no solo en un archivo y en el resto no. Y si estás trabajando en equipo, antes de empezar pónganse de acuerdo para decidir qué convención usarán.
  • Las funciones y variables tienen que tener nombres descriptivos, eso te ayuda a saber para qué sirven. No es lo mismo una función que se llama «abc» que una que se llama «saludar». La primera exigirá investigar qué hace y la segunda nos da una pista clara de cuál es su objetivo.
  • Usa las sangrías. En inglés, esto se llama indentation. Introducir las sangrías necesarias en cada línea ayuda a tener un código mucho más limpio visualmente y a entender la relación entre los bloques de código. También es importante usar saltos de líneas cuando conviene. En general, se recomiendan los saltos de línea cuando dos códigos de una misma línea hacen dos cosas diferentes; por ejemplo, dos propiedades de CSS.

Escribir código entendible hace que puedas compartirlo con otras personas y que todos puedan colaborar en el proyecto. De lo contrario quedarás esclavizado a trabajar solo en ese proyecto y nadie podrá ayudarte cuando lo necesites.

2. Organiza y estructura

Tener un código estructurado es otro factor que ayuda a que este sea legible. Agrupar los bloques de código relacionados te facilita después la tarea de modificar el código cuando tengas que mejorarlo.

Otro punto importante es no tener archivos gigantes con todo el código del proyecto. Va a ser una pesadilla corregirlo cuando aparezca un error o cuando tengas que modificar los nombres de algunas variables o de métodos.

Es mucho más fácil trabajar con archivos pequeños, y separados de acuerdo a su función primaria o según la estructura del programa o de la página que estás desarrollando. Por ejemplo, podrías tener un archivo para el navbar, otro para los filtros, otro para el footer, otro para la sección About Us, entre otros.

3. Planifica antes de codificar

A veces la ansiedad nos hace empezar a escribir código sin saber cómo queremos que sea el producto final y qué necesitamos para que funcione como queremos. Eso después nos obliga a hacer muchos cambios sobre la marcha, perder tiempo y frustrarnos.

Entonces antes de empezar, haz una lista de lo que necesitarás. Por ejemplo, si vas a usar Bootstrap como librería para crear más fácil los componentes, qué otras librerías vas a necesitar, si vas a usar efectos de gradientes en el background, entre otros.

Después piensa cómo va a ser la estructura del programa o de la página. Define qué secciones va a tener y cómo se van a comunicar entre ellas. ¿Los filtros van a estar a la izquierda o arriba? ¿Van a ser con botones o con checklist? También decide cómo van a funcionar las partes. ¿El menú va a ser responsive? ¿Va a desaparecer cuando los usuarios hagan scroll o va a quedar fijo en la parte superior?

Una vez que tienes todo esto pensado puedes comenzar a trabajar. Ya sabrás lo que necesitas, qué cosas sabes hacer y cuáles tienes que aprender, qué recursos debes buscar y más.

4. No lo hagas más complejo de lo necesario

En ocasiones queremos agregar algo porque creemos que puede hacer que el proyecto quede más lindo, o para demostrar que sabemos hacerlo. Esto se llama sobreingeniería. Antes de caer en este mal hábito, tenemos que pensar si esa característica extra le sirve al proyecto o no.

Nunca hay que perder de vista cuál es el propósito del proyecto y cuál es el objetivo del cliente que nos pidió el trabajo. Agregar funcionalidades extras nos hacen perder tiempo, pueden hacer que el proyecto sea más lento y pesado y el cliente tal vez no lo valore. Entonces, si ya terminaste el proyecto, déjalo así, no lo hagas más complejo y comienza a hacer test para detectar posibles fallas.

¿Necesitas un poco de motivación? Descubre cuáles son los lenguajes de programación mejor pagados.

5. Aprende a hacer debug

Aprende a hacer debug

El debugging, o depuración, es todo un arte… un arte que requiere muchísima paciencia. Es una de las habilidades más importantes y que más nos cuesta desarrollar a los programadores cuando somos novatos. Y sin duda es uno de los hábitos que todo programador debería tener.

Hacer debug significa buscar y eliminar los errores que impiden que el código funcione de forma correcta. Una forma de hacer esto es a través del método de prueba y error, pero es lento, así que hay que aprender a hacerlo de forma eficiente.

Por suerte ya existen varas herramientas que nos ayudan a hacer esto y se las conoce como Debugging Tools. Además, algunos IDEs (procesadores de texto para escribir código) ya traen incorporados sus propios debuggers, por ejemplo Aptana Studio 3 y Xamarin Studio. Cada lenguaje de programación tiene sus propios métodos de depuración recomendados.

6. Usa un buen editor

Por más que seas un experto, usar un buen editor es clave. Deberías tener un IDE que tenga las funciones de autocompletar y de marcado de sintaxis. Estas dos funciones ayudan a escribir más rápido y te permiten distinguir los distintos elementos de tu código a través de la diferenciación por colores.

Dos de los editores más populares son VS Code y Sublime Text. También es importante que puedas hacer control de versiones desde el IDE que uses.

7. Utiliza un software de control de versiones

El control de versiones te permite volver a versiones anteriores de tu programa. Esto es fundamental cuando existe un error que afecta a varios archivos y no puedes corregirlo manipulando uno por uno los documentos, así que conviene trabajar con la última versión donde todo funcionaba.

El sistema de control de versiones más popular es Git. Si entras a su página, encontrarás mucha documentación para saber cómo se usa. También encontrarás varios tutoriales y cursos en YouTube. Git permite trabajar con diferentes ramas, para cuando necesitas hacer algún experimento en tu código y no quieres tocar la rama principal.

También se puede usar para trabajar en equipo. Cada miembro puede trabajar con una parte diferente del código y luego unir las piezas en la rama principal y ejecutar todo junto.

8. Un proyecto a la vez

Cuando estamos trabajando en un proyecto demasiado largo o complejo, podemos sentirnos tentados de comenzar a trabajar en otro proyecto en paralelo, para romper el aburrimiento. Te aseguro que ese no es uno de los hábitos que todo programador debería tener. Vas a perder el foco del trabaja principal y es probable que te cueste retomarlo. Además, seguirías trabajando, por lo tanto el cerebro seguiría cansándose.

Busca mejores formas de desestresarte y divertirte. Haz algún deporte, habla con alguien, juega, lee, cocina, o cualquier otra cosa que te guste y distraiga de ese código que te está quemando la cabeza.

9. Aprende algo nuevo cada día

El campo de la programación es dinámico y algunas tecnologías y lenguajes quedan obsoletos o desactualizados después de unos años. Si eres experto en un tema y no te preocupas en actualizarte ni en aprender nuevos lenguajes, tú también vas a quedar obsoleto.

La mejor forma de aprender en programación es practicando. Desafíate, busca proyectos que requieran de conocimientos que aún no tienes. Involúcrate en proyectos que estén a cargo de equipos donde existan programadores con habilidades diferentes a las tuyas o que trabajen con lenguajes que no conoces, y trata de aprender de ellos.

Ojo, tampoco te obsesiones. Hay tantas cosas para aprender que nunca podrás aprender todo ni conocer todas las novedades del mundo de la programación. Tómatelo con calma, elige el camino hacia el que quieres ir, y avanza a tu propio ritmo.

10. Documentar

Documentar es uno de los hábitos que todo programador debería tener. Documentar implica escribir para qué sirven las funciones y los componentes de la aplicación. Dejar claro cómo debería configurarse y ejecutarse el programa. Por eso es importante el primer consejo que te di, el de escribir código entendible para humanos, con variables descriptivas. Eso permite ir documentando a medida que codificas.

La forma más simple de documentar es escribiendo un archivo readme en el que expliques el funcionamiento de la aplicación.

11. No reinventes la rueda

A veces queremos ser originales y buscamos nuestras propias soluciones, pero recuerda que lo importante es hacer que algo funcione y sea eficiente, así que si alguien ya desarrollo una forma de hacer lo que tu código necesita hacer, copia.

Por eso es importante aprender a leer el proyecto de otros colegas, ya que eso te permitirá entender cómo funcionan sus códigos y cómo usa los distintos componentes. Si entiendes eso, sabrás qué partes de un proyecto te son útiles para tu propia aplicación.

¿Es posible incorporar estos hábitos que todo programador debería tener?

La respuesta es sí. Como todo hábito, lo importante es la práctica constante y la paciencia. Nadie se convierte en experto en un año ni en el primer trabajo. Hay que intentar desarrollar de a poco estos hábitos que todo programador debería tener, sin frustrarse si los resultados no aparecen rápido. Al final del camino serás un mejor programador y la paciencia se verá recompensada.

Te recomiendo que leas 15 consejos para aprender a programar.

Nicolas Bonder

Graduado en Administración en la Universidad Nacional de Córdoba en el año 2008. Después de haber trabajado en distintas industrias y distintos puestos decidió convertirse en viajero y trabajar como escritor freelance. Publicó crónicas en el Diario Hoy día Córdoba y en la revista Brando. Además, hace años tiene su propio blog de viajes y ha publicado libros de cuentos. Hace un par de años volvió a cambiar el rumbo y comenzó a estudiar programación. Lo hace de forma autodidacta, aprovechando los cursos online que ofrecen diferentes plataformas. Nicolás ve en el desarrollo web una muy buena carrera para usar toda su creatividad, hacer cosas nuevas y ayudar a los clientes desde un punto de vista diferente. Se especializó en programación Front End. Actualmente trabaja con JavaScript, React.js y Redux.

Deja un comentario