Cómo impresionar en los primeros 5 minutos de tu entrevista

Cómo impresionar en los primeros 5 minutos de tu entrevista

En una entrevista de trabajo, impresionas o quedas impresionado. Y es un hecho que no quieres que te tomen fuera de base, o con el más mínimo signo de poca preparación. Así, es vital que organices todo para este día.

Aunque es normal que ataquen los nervios y las dudas, también es cierto que puedes combatirlos si te sientes seguro de tus conocimientos, experiencia y habilidades. Una ayuda extra, son los consejos que te vamos a dar a continuación. ¡Impresionar en los primeros 5 minutos de la entrevista es posible si sigues nuestras recomendaciones!

Considera que la entrevista comienza mucho antes

La entrevista inicia mucho antes del saludo con el reclutador. Si esta es virtual, es de suma importancia que llegues unos minutos antes y que tengas listos todos los dispositivos que vas a utilizar. Ten por seguro que atacar todos los problemas técnicos, dejará una huella en el entrevistador. Así mismo, esto te da unos valiosos minutos para calmarte y organizarte. Recuerda lo importante que es no lucir nervioso y agitado.

Por otro lado, si la cita es presencial, considera que esta comienza al salir de casa, mientras estás en el metro o el bus, e incluso en la fila para comprar un café. Dirás que nos ha ganado la paranoia, pero nunca sabes a quién podrías encontrarte, que trabaje en la empresa, en alguno de estos lugares.

¿Qué hemos visto muchos videos en Internet? Tal vez, pero la mayoría se basan en experiencias reales. Por ello, querrás lucir profesional, confiado y a la vez amigable durante todo el camino hasta la empresa.

Lee también: 10 tips para triunfar en una entrevista de trabajo virtual

Ten en mente que la empresa fue la que te llamó

Mientras se acerca la entrevista es normal que las dudas se vayan apoderando de ti. «¿Será que lo haré bien?», «¿será que tengo los conocimientos para el cargo?», «¿será que mi experiencia es suficiente?», y un montón de preguntas más que quiebran poco a poco tu confianza.

Ahora bien, en lugar de sabotearte a ti mismo, cada vez que surja un pensamiento de este tipo, córtalo y recuerda que la empresa fue la que te llamó. «¿Pero y eso qué?» puede que te preguntes, y la respuesta es que tiene mucho más valor del que consideras. Dado que los reclutadores no agendan una entrevista con todos los solicitantes al puesto.

Así, ten en mente que vieron tu hoja de vida y hubo algo sobre ti que les gustó, fuera tu historial académico, experiencia en el campo o las habilidades que con tanto esfuerzo has conseguido. Y eso, debería ser suficiente para ahogar cualquier duda.

Nada de atuendos con colores brillantes para impresionar en tu entrevista

El atuendo que elijas para la entrevista también es fundamental si quieres impresionar. Sin embargo, no quieres que esta «impresión» sea negativa, por lo que considera guardar los colores brillantes para otra ocasión. En esta oportunidad quieres proyectar una imagen profesional y confiable, y para ello, no hay mejores tonos que los neutros.

Sé claro, conciso y agradable

Sé claro, conciso y agradable

Cuando das muchas vueltas para decir algo y dudas, se nota que estás nervioso y poco preparado. Incluso, si invertiste una cantidad considerable de tiempo para este momento. En ese sentido, una buena estrategia para demostrar confianza y compostura es ser claro y conciso al hablar. Las frases cortas, por lo general, son excelentes para que no termines desviándote de lo que realmente importa.

Tampoco olvides ser amable. Te sorprendería cuán valioso puede ser este rasgo para la contratación. Algunas empresas incluso le preguntan a las recepcionistas cómo fue el trato del candidato para evaluar su carácter.

¿Quieres impresionar en la entrevista? Recuerda todos los datos importantes

Si quieres destacar, usa tus cifras. Los empleadores quieren saber cómo puedes contribuir a que su negocio crezca y prospere, por lo que debes hablar de tus logros en números y, ¡nada de equivocarte! Demuestra que estás seguro de lo que has conseguido para que el reclutador también se convenza de que eres el indicado.

Usa tu sentido del humor

Podemos imaginar lo que estás pensando… «¿Cómo me aconsejas que sea gracioso si me dijiste que nada de colores brillantes?». Bueno, la verdad es que son cosas muy diferentes. Debes lucir profesional, pero tu personalidad no debe ser la de un robot. Los empleadores quieren personas normales, que puedan hacer su trabajo y a la vez mantener un clima laboral agradable. Así mismo, buscan que los equipos creen conexiones y el humor es una de las formas más efectivas de hacerlo.

Descubre: Aprende a responder preguntas incómodas en entrevistas de trabajo

Impresionar… cómo impresionar en una entrevista… ¡Sigue nuestros consejos! Los candidatos que dejan una huella en los reclutadores son los que continúan en el proceso y que luego, se convierten en una parte indispensable del equipo. Hazlo realidad.

Deja un comentario