5 razones para contratar un asistente virtual

5 razones para contratar un asistente virtual

¿Deberías contratar un asistente virtual? Hoy en día las bolsas de trabajo están llenas de búsquedas de asistentes virtuales para distintas ramas en diversas empresas. Pero, ¿cómo saber que lo necesitas? ¿Cuáles son las razones para contratar un asistente virtual? Si te has realizado estas preguntas, este artículo es para ti.

¿Qué hace un asistente virtual?

Lo primero que deberías tener en cuenta es el trabajo que realizan los asistentes virtuales. Estas personas están encargadas de echarle una mano a su jefe en varias tareas administrativas. Por lo general, estos profesionales responden emails, coordinan reuniones, gestionan la agenda y los calendarios e incluso tienen contacto directo con los empleados en representación de su jefe.

¿Cómo reconoces a un buen asistente virtual? Pues este tendrá habilidades blandas como comunicación asertiva, escucha, liderazgo y gestión de tiempo. Además, debe estar formado en el uso de herramientas tecnológicas y ofimática. Sobre todo, la clave de un asistente virtual es que puedas confiar en él porque será tu mano derecha.

Conoce más en: Asistente virtual: ¿qué es y qué funciones cumple?

Razones para contratar un asistente virtual

Ahora que sabes qué trabajo realiza, es hora de que explores las ventajas que puede tener contratar un asistente virtual. Recuerda que no todas aplican para todos los casos y dependen de tu carga de trabajo, así como el funcionamiento de tu empresa. Sin embargo, en general, entre las razones para contratar un asistente virtual se encuentran las siguientes:

1. Te ofrece más flexibilidad

Tener mil cosas por hacer y sentir que no te da el tiempo para todo, o que es difícil organizarte, son algunas razones para contratar un asistente virtual. Este profesional te ayudará a aligerar tu carga laboral, de manera que puedas hacer espacio para otras tareas más importantes.

¿Tienes que evaluar resultados o realizar alguna cotización? Quizás debas atender dos reuniones el mismo día y no te alcanza el tiempo para responder tus emails. Un asistente virtual se encargará de organizar tu agenda para que puedas cumplir con tus compromisos, así como evitar que tengas tantos en un mismo día.

De la misma forma, podrás equilibrar mejor tu tiempo entre la oficina, las actividades de ocio y la familia, ya que no tendrás una sobre carga laboral. ¡Míralo como una inversión!

¿Quién no quiere tener su calendario organizado? Con un asistente virtual, es posible.

2. No necesitas asignarle un espacio

Con un asistente virtual, la infraestructura no será un problema. Este trabajo es 100 % remoto, por lo que no tendrás que preocuparte por buscarle una oficina o asignarle recursos tecnológicos. El asistente trabajará desde cualquier parte del mundo con su propio equipo.

Si bien un asistente virtual debe saber cómo resolver problemas tecnológicos, no todo el mundo tiene conocimiento en sistemas. Por ello, es recomendable que tu profesional freelance esté en contacto con este departamento en tu empresa. De esta manera resolverán los problemas de conexión con mayor rapidez.

¿Necesitas más razones para contratar un asistente virtual?

3. Trabaja por horas o proyectos

Trabaja por horas o proyectos

Muchos empleadores temen al teletrabajo – o a contratar freelancers que realicen teletrabajo – porque podría ser más complicado hacer un seguimiento del trabajo desarrollado en el día a día. Si tienes una percepción similar, tenemos que contártelo: hoy en día existen muchísimas herramientas que te ayudan a seguir y optimizar el trabajo en equipo. Por ejemplo, los gestores de tareas como Trello, ClickUp, entre otros.

Además, otra de las razones para contratar un asistente virtual es que suelen trabajar por hora o proyecto, de manera que distribuyen su tiempo para poder cumplir con la meta en el plazo estimado. No tienes que preocuparte porque tu colaborador «no haga nada» en la oficina o durante el tiempo muerto y pagarle por ello.

Por lo general, los freelancers se consideran un costo variable y podrás ir acomodando tu presupuesto en torno a esto. Es decir, acordar un valor según las tareas y la carga de trabajo que tenga tu asistente virtual.

Te podría interesar: 4 consejos para mantener el talento remoto en tu empresa

4. Mantiene tu negocio centrado en los objetivos

Otra de las razones para contratar un asistente virtual es que cuando tienes mucho que hacer es difícil mantenerte centrado con tus objetivos. Por ejemplo, digamos que quieres mejorar la atención al cliente de tu emprendimiento, pero también quieres crecer. Son dos grandes metas que requieren enfoque y pensar una estrategía a profundidad.

Con un asistente virtual, puedes dedicarte al 100 % a pensar en tu meta principal (en el ejemplo sería cómo mejorar tu alcance), mientras que el freelance puede enfocarse al 100 % en cómo mejorar la atención al cliente. No solo tendrás más tiempo, sino que con menos presiones tus ideas fluirán mucho mejor.

5. Te ayuda a estar siempre comunicado

Entre algunas razones para contratar un asistente virtual también se encuentra la comunicación efectiva que puedes lograr a través de esta persona. Si eres la cabeza de tu empresa, es común que estés muy ocupado con tareas administrativas y propias de tu área. Si tienes personas a cargo, ellas querrán hacer sugerencias o dar quejas sobre uno que otro aspecto.

Un asistente virtual puede actuar como un catalizador entre tú y tu equipo, para saber cuáles son las necesidades y requerimientos de ambas partes. Además, recuerda que una práctica de un buen líder es siempre escuchar a sus subalternos. Si tienes mucho trabajo por hacer, es posible que dejes de lado esa costumbre y tus colaboradores no se sientan tomados en cuenta.

Como te hemos señalado, tener un asistente virtual podría considerarse incluso una ventaja competitiva, pues el trabajo de este profesional puede afectar de manera positiva la calidad de tu trabajo. ¡Te animamos a contratar uno!

Si no sabes qué habilidades concretas debes buscar cuando hagas la selección, puedes encontrar una guía en nuestro artículo: Las 5 habilidades que todo asistente virtual debe tener.

Esperamos que esta nota te haya servido y que encuentres a la persona que se adapte mejor a ti y a tu empresa. No olvides compartir este post con alguien que lo necesite. ¡Hasta la próxima!

Deja un comentario