Las 5 habilidades que todo asistente virtual debe tener

Las 5 habilidades que todo asistente virtual debe tener

Es probable que mientras revisas bolsas de empleo como WeRemote, te has percatado que es frecuente que las empresas busquen asistentes virtuales. Y es que esta es una de las profesiones digitales más requeridas en la actualidad. Sin embargo, para triunfar en el proceso de selección son necesarias ciertas habilidades que todo asistente virtual debe tener. Aquí te contamos cuáles son.

1. Comunicación

Por supuesto esta es una de las habilidades que todo asistente virtual debe poseer. Si te desempeñarás en este cargo, es importante que sepas expresar de manera correcta lo que quiere tu jefe, ya que en ocasiones podrías tener que comunicarte con personas que no lo conocen. Por ejemplo, si hablas con un nuevo empleado de la empresa o un nuevo proveedor.

Asimismo, tienes que saber escuchar con atención y seguir las instrucciones que tu superior te dé. Si quiere que un contrato se elabore de cierta manera o si tienes que organizar su horario porque, por ejemplo, quiere acudir a un evento especial. Sea como sea, practicar la escucha activa será de gran utilidad.

Las habilidades escritas también son necesarias, por lo que es recomendable que si tienes falencias a la hora de redactar textos, tomes un curso o practiques más seguido.

Lee también: Asistente virtual: ¿qué es y qué funciones cumple?

2. Gestión de tiempo y organización

Los jefes casi siempre tienen un montón de cosas que hacer, tantas que a veces el día es insostenible. Necesitan gestionar su tiempo de manera efectiva y por ello esta es una de las habilidades que todo asistente virtual debe tener. Recuerda que eres la mano derecha de tu jefe.

Un asistente virtual no debería complicarse demasiado al momento de organizar el horario del gerente, pero, sobre todo, el propio. El reto es gestionar el tiempo de manera que todas las tareas que te son asignadas, sean cumplidas. Debes procurar que el trabajo no se acumule y mucho menos saltarte las fechas límite.

Un asistente virtual funciona como una pieza clave dentro de un engranaje, y si falla, repercutirá en la cadena de productividad. Si se te hace muy difícil organizarte, te recomendamos contar con una agenda (física o virtual) y dividir tus tareas por bloques de objetivos.

3. Habilidades de informática

Habilidades de informática

Como trabajarás de manera remota, resolver los problemas informáticos que se presentan en el día a día es una de las habilidades que no te puede faltar. ¿Está fallando algo y no puedes comunicarte con tus jefes? ¿No se envía ese correo que pasaste horas redactando? ¿Cierta plataforma o aplicación te arroja un error?

No es necesario que seas un experto en informática, pero sí que sepas cómo resolver errores básicos. Sin embargo, lo primordial y que puede ayudarte a destacar entre la competencia, es que cuentes con la creatividad para hallar soluciones a problemas concretos.

Además, es posible que como asistente virtual tengas que usar programas y softwares que nunca has usado. Por lo general, la mayoría de empresas trabajan con las aplicaciones estándar y muy intuitivas como Google Workspace, Dropbox, Microsfot Drive, apps funcionales de Apple, entre otros. No obstante, te recomendamos tomar cursos para complementar tus conocimientos.

4. Proactividad

Cuando tu jefe no tiene tiempo para realizar ciertas tareas, tú te quedas a cargo de ellas y, por ende, te vuelves su representante. En un mundo tan competitivo, es importante que puedas demostrarle a tu empleador que puedes ir más allá de lo que te pide y que puede contar contigo. Por eso, la proactividad es una de las habilidades esenciales de un asistente virtual.

Por ejemplo, digamos que tu tarea es responder y organizar los correos electrónicos. De seguro lo puedes hacer manualmente, pero quizás sea mejor agilizar el trabajo a través del uso de una herramienta tecnológica. De esta manera no solo tendrás menos carga de trabajo, sino que podrás dedicarles más tiempo a tareas más complejas.

5. Autoaprendizaje

Algo positivo que ven los empleadores al momento de contratar para este puesto es la capacidad que el postulante tiene para desarrollar nuevos conocimientos por sí solo. Hablamos del autoaprendizaje.

Es posible que no sepas mucho sobre un tema que tu jefe te ha encargado. Está bien. No somos máquinas ni computadoras. Pero lo que puedes hacer para cambiar ese punto y volverlo a tu favor es empaparte de conocimientos: leer, buscar en internet, e incluso, como ya lo mencionamos, tomar un curso.

El autoaprendizaje no solo te mantiene motivado, sino que es un indicador del profesionalismo y empeño que le pones a tu trabajo, así como tus ganas de mejorar. Una actitud positiva, un empleado motivado y las ganas de querer mejorar, de hecho, son grandes componentes que te volverán un buen asistente virtual.

Descubre: 5 habilidades blandas que más buscan en los candidatos

Al día de hoy, la asistencia virtual es uno de los trabajos más cotizados y competitivos. Tiene grandes beneficios como flexibilidad horaria y al ser un trabajo remoto, puedes laborar desde casa. Trabaja en fortalecer estas 5 habilidades que todo asistente virtual debe poseer, y verás cómo tendrás más éxito en tus futuros procesos de selección.

Deja un comentario