7 consejos para trabajar desde casa con niños

7 consejos para trabajar desde casa con niños

Los niños tienen un talento excepcional para interrumpir a los padres que se dedican a trabajar desde casa. ¿No nos crees? En Internet están las pruebas. ¿O es que nunca te has reído a carcajadas con los videos virales en los que desafortunados padres son sorprendidos mientras realizan una videollamada? ¡Los entiendes! Y la risa se debe a que te ha pasado o sabes que podría suceder con tus hijos.

La verdad es que trabajar a distancia cuando tienes niños no es tarea fácil, sobre todo, porque mientras estás en casa nunca dejas de ser «papá» o «mamá», una distinción que sí existe en empleos presenciales. Por ello, te mostramos algunos consejos para reducir las interrupciones de los niños. Si bien no será perfecto, puede evitar que desesperes.

1. Establece límites

Los niños necesitan normas, de otra forma, se sienten perdidos, no saben cómo actuar o qué se espera de ellos. Y, es en estos casos, donde lo más común es que acudan a ti, algo que no es muy conveniente si estás en una reunión virtual importante.

En ese sentido, es esencial que establezcas límites con respecto al trabajo que realizas desde casa. El primer paso es determinar cuál será tu espacio de trabajo. Si es una habitación, mucho mejor, ya que cerrar la puerta es un indicativo de que es hora de trabajar y no de jugar.

Algunos padres incluso utilizan letreros para indicar que están en una videoconferencia o tienen códigos al tocar la puerta. Por ejemplo, si tocas una vez y mamá o papá no sale, es porque está en una videollamada. Ahora bien, esto puede funcionar con niños grandes, pero cuando hablamos de los más pequeños, se aconseja solicitar un servicio de cuidado siempre que puedas permitírtelo.

Por último, es importante definir las horas de trabajo con tu supervisor o cliente, así podrás organizarte en casa con lo que al cuidado de los niños respecta. Eso sí, si tu trabajo involucra algunas reuniones con personas de diferentes zonas horarias, hazles saber que en estos casos podría ser difícil contratar a un cuidador, por lo que podrían presentarse interrupciones. Es probable que la reacción sea mejor si les has avisado.

Lee también: 8 consejos para evitar que tu mascota interrumpa tu trabajo

2. Aprovecha el tiempo de dormir, ¡pero no para dormir!

Un consejo entre padres, en especial, si son primerizos, es descansar cuando el bebé también lo hace. Sin embargo, para algunos este podría ser el único momento en que pueden concentrarse en el trabajo y ser productivos.

Aumentar el horario de dormir de los niños es otra forma de conseguir algunas horas cuando se intenta trabajar desde casa. Así, si solían irse a la cama a las 9 p. m., puedes moverlo a las 7 p.m. Esto, además, podría ser beneficioso para su salud.

¿Otra forma de aprovechar el descanso de los pequeños? Conviértete en un madrugador. Si te ahorras el viaje al trabajo, con el tráfico incluido, comienza a trabajar desde temprano mientras la casa aún está tranquila. Esto también permite que termines antes, lo que te da un poco más de tiempo para disfrutar con los niños.

3. Organiza actividades para tus hijos

Organiza actividades para tus hijos

No vas a erradicar por completo las distracciones, eso es un hecho, pero sí puedes hacerlas un poco menos frecuentes si organizas algunas actividades para tus hijos. Ya sea dibujar, colorear, pintar, leer o hacer proyectos de bricolaje, pueden darte algunos minutos u horas antes de que te diga «¡Mira, mamá, terminé!».

De seguro recuerdas los rincones de juego que había en tu escuela, también puedes replicar esto en casa. Eso sí, asegúrate de ofrecer variedad y de que sean juguetes enriquecedores para esas mentes que lo absorben todo.

4. Crea una rutina que funcione

Las rutinas no solo te permiten cumplir con tus tareas laborales, sino con tus responsabilidades como padre. Así, organiza las actividades del trabajo de mayor a menor importancia, y ya que te levantas más temprano, haz las más urgentes y complejas cuando la casa aún no es un hervidero de actividad.

Las actividades de los niños también deben seguir un horario. Fíjate en como lo hacen en la escuela y planifica las actividades que estarán realizando durante el día. Esto puede ser visible y los niños incluso pueden marcar aquello que ya han hecho, lo que les de la sensación de una pequeña victoria, ¡justo como a ti!

5. Fija horarios alternos con tu pareja

Los padres, juntos, deben hacer que las cosas funcionen. Si ambos trabajan desde casa, es posible llegar a un acuerdo para que mientras uno esté dando todo de sí en la oficina, el otro haga lo mismo con el cuidado de los niños, y estos no se sientan solos o descuidados. Para ello, la rutina, la planificación y algunas concesiones son esenciales.

6. Dile adiós al ruido

Las videollamadas pueden resultar estresantes. Por ello, toma medidas para que el ruido de tus hijos no las vuelva aún peores. A pesar de haber contratado una niñera y estar atento a colocar en silencio el micrófono cuando no estés hablando, no estás exento a que los niños armen una algarabía que te interrumpa en un momento importante.

Así, algunas de las recomendaciones incluyen utilizar auriculares con cancelación de ruido, colocar un ventilador o una maquina de ruido blanco, entre otros.

7. Utiliza un portabebés

Amas estar con tu bebé y tu bebé quiere lo mismo. Todo el día y a toda hora. Por ello, en lugar de cagarlo de la forma convencional (una que no te deja avanzar en el trabajo, por cierto), utiliza un portabebés. Así, tendrás a tu pequeño cerca, lo que reduce el llanto y permite que se calme o duerma, y podrás trabajar o hacer algunas llamadas.

Así mismo, necesitarás un escritorio de pie o un convertidor de escritorio de pie, cuando estés trabajando y necesites mecer al bebé. Por otro lado, si debes extraer leche materna, opta por un sostén de bombeo manos libres que no interrumpa tus actividades.

Descubre: Cómo separar el trabajo remoto de la vida personal

El verdadero desafío del trabajo remoto es mantener un equilibrio entre la vida personal y el trabajo. Reduce las distracciones para ser más productivo, no para dedicar más tiempo al trabajo de lo que lo haces a tu familia. Pon las cosas en una balanza y una vez que termine tu jornada, disfruta del tiempo en familia. Te darás cuenta de que trabajar desde casa con niños es mucho más sencillo.

Deja un comentario