5 hábitos útiles para convertirte en un buen creador de contenido

5 hábitos útiles para convertirte en un buen creador de contenido

¿Qué es lo que diferencia un contenido bueno de uno malo? Esta pregunta le quita el sueño a los creadores de contenido. Según varios expertos, la respuesta tiene muchos matices, pero uno de los principales corresponde a los hábitos. Entonces, ¿qué hábitos debe desarrollar un buen creador de contenido para crear mejores piezas?

Todos tenemos un proceso de creación diferente, que de alguna u otra forma nos da resultado. Pero ¿alguna vez te has preguntado cómo optimizarlo? ¿Es en realidad útil eso que haces al encender tu computador o durante el proceso que realizas hasta que tienes una idea para una publicación?

Como los marqueteros estamos siempre en la búsqueda de formas para mejorar, te traemos una lista de prácticas (comprobadas) que podrán ayudarte a ser un mejor creador de contenido. ¡Toma nota!

1. Escribe sobre cualquier cosa, pero escribe

El dicho indica que la práctica hace al maestro y eso es algo que se debe tomar muy en serio un creador de contenido. En especial si trabajas redactando en blogs, elaborando copys o creando guiones, escribir a diario es un ejercicio que empodera y perfecciona tus habilidades.

No es necesario que escribas temas relacionados a tu trabajo durante el tiempo de ocio. Puedes hacerlo de cualquier cosa: algún recuerdo, cuento, experiencia, emoción, y un sinnúmero de temáticas. Lo importante es que trabajes en fortalecer este hábito, y si no lo tienes, crearlo poco a poco.

Llevar un registro de ideas también es clave para llamar esa ‘musa’ inspiradora que aparece de vez en cuando y logra que los textos sean mucho mejores. Por ello, otro de los hábitos útiles de un buen creador de contenido podría ser llevar una libreta o algo para anotar cada vez que sale.

Explora: 9 aplicaciones útiles para redactores freelance

2. Analiza tu audiencia de forma constante

Si fueras parte de tu grupo objetivo, ¿qué cosas te gustaría ver en redes sociales? ¿Qué esperarías de las marcas a las que sigues? Hoy en día existen un montón de herramientas que te proveen datos para generar insights sobre un grupo objetivo específico. Recuerda que no publicas contenido para ti, sino para tu audiencia. ¿Qué le hace sentir bien? Analizar la perspectiva de tu audiencia de forma constante es otro de los hábitos útiles de un buen creador de contenido.

Si bien es posible conseguir esta información a través de números y/o blogs especializados, el factor humano es importante. Por ello, lo ideal sería hablar o tener alguna conexión con alguien que pertenezca a tu target, y realizar las preguntas pertinentes para saber qué espera de una compañía o marca como la tuya.

3. Cuestiónate todo, y piensa en soluciones

La pregunta que debes hacerte es: ¿Cómo puedo mejorar esto? Cuestionarse de forma constate y tratar de hallar soluciones creativas es otro de los hábitos útiles de un buen creador de contenido que, además, te ayudará a mejorar tus estrategias. Las grandes ideas no nacen de la nada, es más, casi siempre nunca llegan de inmediato. Se trabajan con constancia y con el ejercicio de cuestionarse todo.

¿Esta palabra es la más adecuada para transmitir lo que quieres? ¿Esta es la fuente más certera? ¿Este tema será de interés para tu audiencia? Si las respuestas son negativas, habrás encontrado una oportunidad para mejorar tu producto final.

Es probable que una gran idea sea la número 11 de las 10 primeras que tuviste. Y sí, sabemos que pensar fuera de la caja es complicado en ocasiones, pero te recomendamos hacer el ejercicio de pensar en soluciones con frecuencia. ¡Poco a poco se irá haciendo más sencillo!

4. Siempre ten puesto el chip de aprender

Siempre ten puesto el chip de aprender

Te sorprendería la cantidad de cosas que se puede aprender en un día si uno tiene el espíritu. Para un creador de contenido, creer que ya lo sabe todo es similar a firmar una sentencia de muerte, ya que esto conlleva a que el material, en algún momento, se quede estancado.

De ahí vienen grandes cuestionamientos como «no entiendo por qué mi página no crece, si lo estoy intentando todo». Por ello, otro de los hábitos útiles de buen creador de contenido es mantenerse atento a su alrededor, no solo para poder extraer ideas o buscar inspiración, sino para aprender.

Asimismo, como el marketing digital avanza tan rápido, es probable que surjan nuevos puestos o áreas de especialización. Te damos un ejemplo:

En el 2018, pocos creadores de contenido usaban TikTok. A partir del 2020, estalló la oportunidad de generar conciencia de marca, ventas y fidelizar clientes a través de esta plataforma de videos de no más de 30 segundos. En la actualidad, existen cursos especializados para marqueteros sobre la creación de contenido en TikTok.

¡Incluso áreas como la ciencia y el periodismo se trasladaron a esta plataforma! Al día de hoy, esta aplicación tiene alrededor de 690 millones de usuarios activos, según un reporte de la plataforma Statista.

Un profesional de marketing que siempre está aprendiendo y actualizándose podrá comprender, por ejemplo, cómo funciona el algoritmo de TikTok y qué contenido tiene mejor alcance. Lo mejor de todo es que tú puedes convertirte en un especialista. ¡Solo debes lanzarte!

5. Sé empático

Practicar la empatía es uno de los hábitos más importantes, y útiles de buen creador de contenido. Recordemos que, en redes sociales, tú eres el portavoz de la marca. Cada publicación que realizas y cada interacción con el público representa a toda la gente que trabaja en la empresa.

Por ello, debes cuidar el contenido que subes, la forma en la que respondes y, sobre todo, el tono en el que elaboras todo el material. Si bien no todas las empresas (en especial las B2B) pueden permitirse usar un tono jovial en sus publicaciones, siempre debe primar el respeto, tanto para ti, como para el usuario al otro lado de la pantalla.

La próxima vez que una persona comente un «no me gusta», «se ve falso» u otro comentario negativo en tus redes, invoca la paciencia y empatía y responde con a los comentarios con tolerancia.

Te puede interesar: ¿Cuáles son los empleos del futuro? Los 11 trabajos con más proyección

Ser un creador de contenido no es fácil. Debes pensar muy bien cada detalle de lo que quieres comunicar y cómo hacerlo… por ello, hábitos como escribir con frecuencia, analizar y ser empático con la audiencia y los demás mencionados en este post, te ayudarán a que tus ideas y tu ambiente de trabajo, en general, fluya mejor. ¡Así que mucha suerte, creador de contenido!

Deja un comentario