5 razones para trabajar en lo que amas

5 razones para trabajar en lo que amas

¿Cuántas veces has escuchado que debes trabajar en lo que amas? Es probable que una docena, si no cientos o miles de veces. ¿Pero por qué? ¿Qué beneficios puedes obtener de un empleo que disfrutas, en comparación con uno en el que pagan muy bien, por ejemplo? En WeRemote, te explicamos cada una de las razones. Incluso puede resultarte interesante saber que algunas están vinculados con la ciencia.

1. Mejorará tu salud

Puede que en español no exista, pero en japonés hay una palabra para «trabajar hasta morir». Karoshi es ese término que se popularizó en la década de los 70, por los innumerables casos de empleados que sufrían insuficiencia cardíaca y accidentes cerebrovasculares, inducidos por el estrés y las largas jornadas de trabajo.

En general, existen un gran número de enfermedades vinculadas con el estrés que se agravan (aún más) cuando realizas un trabajo que no disfrutas. Después de todo, el sistema inmunitario se debilita si no eres feliz. En ese sentido, trabajar en lo que amas puede mejorar tu salud.

Descubre: 5 tips para que el trabajo remoto sea más efectivo y saludable

2. Te sentirás realizado

Además de una fuente de ingresos, tu trabajo debería brindarte satisfacción. Cuando te dedicas a lo que amas, esto es mucho más sencillo, ya que sin importar lo que hagas, es seguro que le imprimirás pasión, motivación y, en definitiva, lo mejor de ti. Esto, a la larga, se verá reflejado en un mayor éxito profesional y, por supuesto, personal.

3. Serás más productivo

La pasión es un combustible que muchos ignoran y hasta subestiman, pero quienes trabajan en lo que aman, conocen su poder. Así las cosas, cuando tu motor funciona con esta «gasolina», eres más creativo, disciplinado y competitivo, lo que te lleva a aumentar tu productividad.

4. Tendrás mejores relaciones con los demás

El estrés arruina tu salud, tu calidad de vida y tus relaciones. Así es, cuando eres infeliz, no solo el sistema inmune se vuelve débil, las relaciones con los demás dejan de ser lo que eran. Esto incluye a compañeros de trabajo, pareja, hijos, amigos, e incluso mascotas.

Ahora bien, los bajos niveles de estrés y la satisfacción de dedicarte a lo que amas erradican el cinismo, la irritabilidad y la impaciencia que suelen alejar a quienes te rodean. En otras palabras, dejarás de ser un repelente de personas, para convertirte en un imán.

5. Aumentará tu confianza en ti mismo

Si trabajas en lo que amas, es probable que tu pasión por aprender y sobresalir te conviertan en alguien realmente bueno en lo que hace. Esto, potenciará no solo tu conocimiento, sino tus habilidades y talentos. Cuando esto sucede, junto con el éxito que puedes estar logrando, experimentas un aumento en la confianza en ti mismo, lo que también te hace más feliz.

Otras razones para trabajar en lo que amas

Además de lo anterior, hay otras ventajas de dedicarte a «aquello para lo que naciste». Veamos cada una en detalle.

  • Serás una fuente de inspiración. Es un hecho que cuando te dedicas a lo que te gusta, te llenas de un montón de emociones y comportamientos positivos que atraen a otras personas y que también les permiten sacar lo mejor de sí.
  • Tendrás más energía y te sentirás motivado. Después de todo, ¿qué mejor que levantarte cada día para dedicarte a aquello que disfrutas y te hace feliz? Es un hecho que cambia tu perspectiva.
  • Disfrutarás la vida y serás más feliz. Habrás encontrado la palabra feliz muchas veces en este artículo, y es que eso es lo que consigues cuando trabajas en aquello para lo que naciste.

Lee también: Mejora tu concentración: 9 consejos respaldados por la ciencia

¿Ha quedado alguna duda de que trabajar en lo que amas puede cambiar tu vida? A veces es bueno replantearnos la forma en la que hacemos las cosas y el rumbo que le estamos dado a este, nuestro tiempo tan limitado en la Tierra.

Deja un comentario